domingo, 6 de febrero de 2011

Sobre la Ley de Educación Universitaria, discusión en la Universidad ¿Efectiva?

Hace un par de semanas se estuvo realizando un evento sin precedentes en la historia contemporánea de la Universidad venezolana. A raíz de la decisión del Presidente de la República de “vetar” (No promulgar) la Ley de Educación Universitaria que había sido discutida por una Asamblea Nacional monocolor en sus últimos días durante el mes de diciembre y que atentaba contra el principio de autonomía y un desarrollo sano de Universidad. Se decidió en las principales universidades del país iniciar un debate donde todas las corrientes del pensamiento fueran incluidas a fin de que pueda ser construida una Ley que represente verdaderamente la realidad y el espíritu de la Universidad venezolana del siglo XXI.

En la Universidad de los Andes, pero más específicamente en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas se realizaron dos asambleas con carácter informativo a fin de dar a conocer a toda la comunidad de esa facultad sobre las ideas y el espíritu que debe contener una nueva Ley de Educación Universitaria que se ajuste a los nuevos tiempos y que sea verdaderamente democrática, no estando al servicio de una parcialidad política ni de un plan de gobierno en específico. A raíz de un intenso debate y de las propuestas de la gran mayoría de las personas que se encontraban en esas dos asambleas informativas, surgió una interesante metodología que permitió dividir el trabajo en mesas posteriormente que permitió la creación de una serie de propuestas que den como resultado un proyecto de ley que ofertará la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas por ante el Consejo Universitario de nuestra máxima casa de estudios, para que éste conforme a las decisiones tomadas en otras facultades y en el seno del mismo consejo amolde un proyecto adecuado a la realidad de nuestras casas de estudio.

En esa experiencia tuvimos la oportunidad de participar estudiantes que creemos que la nueva Universidad debe fortalecerse el principio de autonomía consagrado en el artículo 109 de la Constitución Nacional, reestructurándose el proceso de enseñanza y contribución de la Universidad con la sociedad creando nuevas carreras y actualizando las clásicas a fin de no sólo resolver problemas de carácter, local, regional y nacional, si no también problemas de carácter mundial que contribuyan de manera directa en el crecimiento directo de la humanidad a fin de garantizar un mayor progreso de la especie humana y el resto de las especies de nuestro planeta; por otra parte aportamos ideas que buscan el mejoramiento de las condiciones del estudiantado, garantizando mejor infraestructura y el verdadero rescate e impulso de las reivindicaciones estudiantiles. Además hubo una participación nutrida de profesores que busca garantizar excelencia educativa y el desarrollo de la investigación que tiene por fin lo que ya hemos mencionado en la resolución de problemas que mejoren la condición humana.

Se observó el interés del personal A.T.O (Administrativo, Técnico y Obrero) que dentro del espíritu de la Universidad nueva desea tener un papel más protagónico en la toma decisiones que estén vinculadas a un servicio de mejor calidad para todos los universitarios y un fortalecimiento en el desarrollo de sus reivindicaciones laborales.

¿Qué tiene o tuvo de especial ese intenso debate que ha desarrollado propuestas que defiendan y hagan crecer a la Universidad venezolana? Que por primera vez en mucho tiempo logramos ver sentarnos diversos sectores de la Universidad y de la sociedad merideña, para ser más específicos del oposición y oficialismo desarrollando un sano dialogo, no al interés una parcialidad política, sino al interés de todos los universitarios y todos los venezolanos, es decir, haciendo UNIVERSIDAD buscando la verdad para lograr beneficiar a toda la comunidad.

En un país donde la sociedad está polarizada es extraño ver una situación como esa, pero se puede demostrar que con diversidad de pensamientos, pero con respeto al otro se puede construir algo verdaderamente fructífero para toda la comunidad. Deseamos que esas experiencias se repitan en la Asamblea Nacional y se logre legislar para hacer cambiar la realidad que desafortunadamente ataca al país que lo único que desea es un mejor porvenir.

La MUD ha hecho un excelente trabajo llamando al diálogo y haciendo un trabajo real y permanente por la comunidad, esperemos que el oficialismo enclaustrado en la Asamblea Nacional y en las instancias del Poder Público Nacional, se dé cuenta que con la tolerancia y trabajando de verdad y no “sólo hablando” es posible construir una mejor nación y repita las experiencias de algunos de sus seguidores en la Universidad que entendieron que la única manera de progresar es cambiar y aceptar que con debate y equilibrio se construye la verdad. La comunidad universitaria es el reflejo del pueblo deseoso de cambio, afuera de la Universidad ya hay un gran despertar y es labor imperiosa de la Unidad, canalizar todo ese deseo de mejorar y llevarlo a resultados concretos.
DIEGO RIMER.
Twitter: @diegorimer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada