martes, 7 de junio de 2011

La Revolución espiritual - Revolución individual, esa fue, es y será la única impulsora de la transformación real.

La humanidad siempre ha deseado generar un cambio que le permita transformarse de manera tal que logremos alcanzar de manera total la igualdad, al menos esa ha sido la lucha de muchas personas que bajo la premisa de la justicia social, la equidad, la libertad, la fraternidad y la preeminencia de los derechos humanos en general han tratado de impulsar un cambio, que lleva consigo la construcción de la sociedad perfecta, pero ¿Por qué eso nunca ha podido lograrse? ¿Por qué sigue habiendo regímenes que bajo esa bandera lejos de construir la igualdad, agravan la desigualdad? La respuesta os parecerá extraña, la sociedad nunca va a cambiar y siempre mantendrá cierto nivel de desigualdad mientras la humanidad no genere una “conciencia colectiva positiva” y para lograr esa transformación es necesario impulsar un cambio; desafortunadamente ese cambio siempre ha querido ser impuesto y es contrario a la naturaleza humana realizar actuaciones que van en contra de su voluntad.



Hoy en Venezuela y en otros rincones del mundo surge la palabra Revolución y termina volviéndose un término trillado, fastidioso y que se identifica con una parcialidad política, lo cierto es que ningún régimen que dice llamarse a sí mismo revolucionario ha puesto en marcha una verdadera praxis revolucionaria. Los grandes cambios en la humanidad como la Revolución Francesa, la Revolución Norteamericana y la abolición paulatina de la esclavitud con miras a fomentar la igualdad de oportunidades y el verdadero desarrollo humano, no han sido generados por un grupúsculo de personas, no han sido generados a través de la imposición de una élite que dice que es lo que está bien y que es lo que está mal, atentando contra los mismos principios de la libertad, derecho fundamental más preciado que tiene como fin último la verdadera generación de la igualdad y la prosperidad social y , entonces ¿Cómo han sido generados estos cambios? De buenas a primeras para unos parecen espontáneos, para otros un proceso de planificación que trajo consigo la imposición de una clase social sobre otra, si tomamos en cuenta la teoría marxista de una pugna permanente que tiene por fin imponer un grupo sobre otro con el resultado de desarrollar un modelo económico-político específico que cumpla un objeto en determinado momento histórico para cierto grupo social, ¿es eso así?, lo que es realmente cierto es que estos cambios ni espontáneos fueron, ni fueron programados por un grupo en específico, estos cambios fueron impulsados por un cambio de conciencia progresivo, un cambio de actitud, un cambio “espiritual”, Si la revolución comienza en el espíritu, entonces cultivemos el espíritu, el cambio individual trae consigo el cambio colectivo, y esto fue lo que pasó en esas diversas etapas de la historia, la persona y en general el pueblo se dio cuenta de lo que estaba mal, pero no actuaba y no fue sino hasta un momento preciso en que entendió y determinó que el cambio venía con la acción ahí todo cambió ahí la persona se transformó se convirtió en ciudadano, es entonces cuando exigió. Rescatemos la ciudadanía con conciencia colectiva, conciencia política, participación y cura del tejido moral, ahí está la solución, entonces ¿Qué es ser ciudadano? Es ser sincero consigo mismo y obrar bien a diario. Ser ciudadano… ES SER REVOLUCIONARIO, ya que muchas personas aún no son ciudadanos por ende la sociedad no se ha transformado.



Jamás ningún régimen, ningún grupo social y por sobre todo, ninguna persona podrá generar un cambio real a menos que seamos nosotros mismos quienes cambiemos, ahí habremos alcanzado la República, ahí habremos alcanzado la humanidad, ahí habremos alcanzado la igualdad; La solidaridad y la acción son fundamentales. Tomo las palabras del filósofo Rajneesh Chandra Mohan Jain, mejor conocido como Osho "No puede haber una revolución política, ninguna revolución social, ninguna revolución económica porque la única revolución es la del espíritu;... Que es individual y si millones de personas cambian, entonces la sociedad va a cambiar como consecuencia de ello y no al revés, usted solo no puede cambiar la sociedad primero, pero puede ayudar, esperemos que los individuos cambien más adelante”.

DIEGO RIMER

Twitter: @diegorimer
rdiego@ula.ve

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada